Consejos básicos de alquimia para vapeo

Cada vez más personas quieren aprender a preparar sus líquidos caseros con alquimia, ya sea para notar un ahorro en su consumo de líquido o por simple diversión y curiosidad.

Por ello, iniciamos nuestro blog con unos consejos básicos a la hora de preparar nuestros líquidos caseros para vapeo. El objetivo es que hoy tú mismo seas capaz de hacer tus líquidos favoritos para vapear de la manera más barata posible.

¿Que necesitamos para crear nuestro primer líquido casero de alquimia?

Es fundamental que conozcamos y tengamos a mano todo aquello que necesitaremos para fabricar nuestro primer líquido en casa. Todos los líquidos de vapeo se componen de 2 sencillos componentes, el tercero es opcional:

-La base (VG + PG)

La base de cualquier líquido para vapear está compuesta por Propilenglicol (PG) y Glicerina vegetal (VG). Las bases son de color transparente y no tienen ningún sabor, para que podamos añadir nosotros los sabores que mas nos gusten utilizando los aromas que describiremos a continuación. Estas bases se presentan en distintos formatos y porcentajes de PG/VG.

Si no estás seguro de que base elegir, te recomendamos que comiences con una base 80%VG/20%PG

Otras bases, aunque mucho menos comercializadas, cuentan con el denominado PEG400 (o Prolietilenglicol 400), que es una sustancia similar al PG, pero con un sabor más amargo. También existen las bases con  PD (o Propanodiol) igualmente menos usadas, puesto que el PG se considera un standard en los eliquids. Aun así, tanto el PEG400 como el PD se presentan como alternativas validas para las personas alérgicas al PG. A continuación os dejamos un link de hace unos años en el que la reconocida marca de liquidos Five Pawns habla sobre el PD.

https://fivepawns.com/fivepawns_vape/blog/Five-Pawns-PG-Alternative

También obtendréis bastante información sobre estos dos compuestos haciendo una búsqueda sobre ellos en Google.

¿Que función tiene la Glicerina vegetal?

La Glicerina vegetal es la sustancia más densa en la composición de nuestros e-liquids. No solo aporta densidad al líquido sino también al vapor generado por este al ser vaporizado; de esta  manera, cuanto más Glicerina vegetal contenga vuestra receta más densas serán las nubes que expulseis vapeandola.

Hay que tener en cuenta que cuanto más denso sea el líquido, más le costará drenarlo al algodón, obligándonos a aumentar algo más el tiempo entre caladas para permitirle humedecerse correctamente.

¿Que función tiene el Propilenglicol?

El Propilenglicol ayuda a que las resistencias trabajen de forma más cómoda, haciendo que el liquido sea más fácil de drenar por el algodón. Así, cuanto más Propilenglicol tenga nuestro líquido, tendrá un aspecto menos denso por la falta de Glicerina Vegetal y podremos calar más habitualmente gracias a la facilidad de drenaje.

La mayoría de líquidos comerciales tienen un porcentaje de 70%VG/30%PG, pero desde Mad Nebula os aconsejamos comenzar con una base 80%VG/20%PG ya que al añadir el aroma(el cual está disuelto en PG únicamente) el porcentaje quedará cercano al 70%VG/30%PG. Esta es la proporción que utilizamos nosotros en nuestras mezclas y os aseguramos que la experiencia es inmejorable.

Se puede comprar el Propilenglicol y la Glicerina vegetal por separado, pero os recomendamos que compréis las bases ya mezcladas, ya que las podemos encontrar en muchísimos formatos y proporciones resultando a la larga más rentables, y ganando en comodidad e higiene.

Una vez nos hayamos decidido por la base de nuestro líquido llega el momento de seleccionar los aromas que utilizaremos para comenzar a crear nuestro primer líquido de vapear casero.

-Los aromas

Las opciones que tenemos a la hora de elegir los aromas y sabores que más nos gustan son infinitas. Deberemos ir experimentando hasta encontrar esa combinación de sabores con el resultado único y autentico que buscamos para nuestro líquido casero.

-La nicotina (opcional)

La forma más fácil de aplicar la nicotina es mediante nicokits. Se tratan de pequeños botes de 10ml de

nicotina líquida en diferentes concentraciones que simplemente tendremos que volcar en nuestra mezcla.

Los nicokits más comunes son de 18mg/ml y, cómo referencia, tendremos que utilizar uno de estos

nicokit por cada 50ml de eliquid que tengamos para conseguir una concentración final de 3mg/ml de nicotina en el eliquid casero, que será una concentración más que suficiente para saciar vuestra necesidad de nicotina.

Si preferís concentraciones más altas o más bajas solo tendréis que variar la cantidad de nicokits que utilizáis en vuestra mezcla, o la concentración de los mismos.

Creación del e-liquid

Una vez tengamos nuestra base y nuestros aromas elegidos llega el momento de la fabricación del líquido casero.

Es fundamental que en este paso consultemos las indicaciones de cada fabricante de aroma sobre los porcentajes o concentraciones de su aroma en las mezclas.

Si, por ejemplo, un fabricante nos recomienda mezclar un aroma al 15% esto quiere decir que de cada 100ml de líquido 85ml serán base y 15ml serán aroma.

Ahora solamente tienes que aplicar ese porcentaje a la cantidad de líquido que quieras hacer y tendrás la receta de tu primer líquido casero lista para su realización. Aunque para empezar, os sugerimos que hagáis líquidos de 100ml, ya que será la manera más sencilla de no equivocaros.

Puedes jugar un poco con las proporciones de cada aroma, saltándote ligeramente las recomendaciones del fabricante, pero no todas las marcas ni fabricantes recomiendan la misma concentración, por lo que deberás hacer una consulta inicial de estos valores para asegurarte de que los que tu propones no son muy descabellados. Si el fabricante te recomienda al 10% y tu lo haces al 30% lo más probable es que no te resulte agradable.

La maceración

Este es uno de los pasos más importantes a la hora de preparar cualquier líquido casero para vuestros cigarrillos electrónicos. De este paso depende en gran medida que obtengamos un sabor y un aroma óptimos.

Los fabricantes de aromas nos recomiendan tiempos de maceración que oscilan entre las 24h y el mes. Es una diferencia muy grande, por lo que una vez más, te sugerimos que consultes los tiempos de maceración que recomienda cada fabricante.

Es inútil abrir la mezcla y ir oliendo cada ciertos días, ya que, sobre todo cuando somos principiantes, nuestro olfato nos puede indicar un olor que consideramos correcto, pero es posible que al cargarlo en el atomizador, no consigamos extraer el 100% de potencial de nuestro líquido casero.

Por ello, desde Mad Nebula insistimos en que no abráis el frasco hasta que haya pasado cómo mínimo el tiempo de maceración que sugiere el fabricante del aroma utilizado.

Si no consumes nicotina, los pasos para la creación de tu líquido casero para vapear habrán terminado y podrás comenzar a disfrutar de tu e-liquid en cuanto pase el tiempo de maceración oportuno.

Añadir la nicotina

Este paso es totalmente opcional, solo debes aplicarlo si deseas que tu líquido casero resultante contenga nicotina.

En nuestra tienda puedes comprar nicokits de diferentes concentraciones. Cómo comentamos anteriormente, lo mejor es que empecéis con nicokits de 18mg/ml, ya que os facilitarán al máximo este proceso. Lo único que tendrás que hacer es añadir un nicokit de 10ml a 18mg/ml por cada 50ml de e-líquido macerado. Esta mezcla te dará como resultado tu líquido a 3mg/ml de nicotina. Si has preparado 100ml deberás añadir 2 botes para conseguir esta misma concentración. Recordamos que la proporción es de 1:5

A continuación os dejamos una pequeña tabla con los formatos más comunes de nicokits (0 mg, 10 mg, 18 mg o 20 mg. ) para que os sirva de referencia:

  • 1 x 20 mg/ml. de nicotina + 50 ml. de líquido = 60ml de líquido a 3,3 mg/ml. de nicotina.
  • 1 x 18 mg/ml. de nicotina + 50 ml de líquido = 60ml de líquido a 3 mg/ml. de nicotina.
  • 1 x 10 mg/ml. de nicotina + 60 ml. de líquido = 60ml de líquido a 1,6 mg/ml. de nicotina.

Una vez añadidos los nicokits que consideréis oportunos, podréis comenzar a vapear vuestro e-liquid casero transcurridos un par de minutos. Aún así se recomienda dejar reposar unas 8 horas agitando el bote ocasionalmente para que la mezcla de la nicotina y el líquido macerado sea perfectamente homogénea.

Disfrutar de tu líquido casero hecho con alquimia

¡Felicidades! Ahora ya sabes cómo fabricar un líquido de alquimia casero para vapear. Si has ido siguiendo nuestros pasos durante guía, habrás terminado con un líquido casero que está esperando a que lo disfrutes en tu atomizador.

Esperamos que fabriques muchos más; experimentes, pruebes y descubras diferentes mezclas y combinaciones que te hagan disfrutar de cada calada.

Si por lo que sea no te has atrevido, o no tienes lo materiales a mano, te animamos a que lo intentes. Verás que no es tán dificil, es divertido y supone un ahorro en e-liquid bastante notable. Además, puedes comprar todos los útiles necesarios en nuestra tienda.

No dudéis en trasladarnos las dudas que aún os queden o en hacer aportaciones en los comentarios. Entre todos iremos mejorando nuestras mezclas para perfeccionarlas hasta un punto gourmet.

Comments are closed

COPYRIGHT 2014 FUEL THEMES. All RIGHTS RESERVED.